Dando luz a las sombras

dando luz

Las mujeres callan porque, aleccionadas por la religión, creen firmemente que la resignación es virtud. Callan por miedo a la violencia del hombre; callan por costumbre de sumisión; callan porque a fuerza de siglos de esclavitud han llegado a tener alma de esclavas.

María Lejárraga

Los libros siempre me enseñan algo, siempre me sorprenden en alguna esquina con alguien a quien desconozco y que de repente irrumpe en mi vida como un ciclón.

Lo reconozco, no sabía quién era María Lejárraga, pero estas palabras suyas, descubiertas por azar en el último libro que he leído, La Carne, me dejaron impactada, al igual que la historia de la propia escritora.

Cuenta su biografía que estuvo relegada a su marido, como tantas otras- incluso ahora- porque en su época estaba mal visto que las mujeres escribieran…pero por lo visto aprovecharse de su talento, como hizo su marido, y firmar sus obras con su nombre, no lo estaba.

Mujeres que nacen, crecen y prácticamente mueren a la sombra…sombras que se alargan sobre ellas y que casi las hacen desaparecer.

Gracias a quien las saca de la terrible oscuridad- en este caso Rosa Montero- para poner un foco en su trabajo y en su lucha por conseguir un mundo mejor.

Por cierto, que leyendo su biografía, es casi de justicia poética que, aprovechando que su marido firmaba por ella y se llevaba los laureles, le pasaba textos de lo más feministas de la época- zas, en toda la boca- y le hacía publicarlos, lo que le da un maravilloso aire de justiciera a su manera…y luego dicen que las súper heroínas no existen…

#miradentro #crecimientoenmovimiento #reyri #terapiadereencuentro #autoconocimiento #relacionesdebuentrato #talleresconalma #caminaconmigo #crecimientoemocional #crecimientopersonal #crecimientoerótico #cuentosdesabiduría #lifecoaching

firma-blog

8 de Marzo, hoy toca reivindicar más aun

16996219_1297673233611671_1424042880408703181_n

El ocho de Marzo de 1904, 130 mujeres trabajadoras se encerraron en una fábrica simplemente para reivindicar un salario con acuerdo a las horas que hacían y que igualara el que tenían sus compañeros por el mismo trabajo. Ya entonces luchaban por la conciliación familiar-laboral. Pedían jornadas más cortas para poder estar con sus hijxs.
Lo único que les dieron fue muerte … Las quemaron vivas, no fuera a ser que vinieran más detrás a seguir pidiendo…
Ocho de Marzo de 2017…todo sigue igual, o peor, ahora además de soportar jornadas maratonianas, el sueldo sigue teniendo, en igualdad de condiciones, un porcentaje más bajo que el de los hombres. Nos matan impunemente mientras los gobiernos miran hacia otro lado, nos invisibilizan, no cuentan con nosotras y todavía hay quien llega a ser presidente de algún país poderoso pisoteando nuestros derechos…
El mundo no va bien, eso no hay más que verlo, pero no por ello dejaremos de luchar cada día por lo que es justo, por lo que nos pertenece por derecho. En esta lucha somos muchas y cada día más.
NO nos mires, únete a nosotras!

firma-blog