El Té verde

El té en sus múltiples presentaciones es la segunda bebida más popular del mundo después del agua. La costumbre de servir hojas de la planta del té (Camellia Sinensis) para conferir un buen sabor al agua hervida se utilizó por primera vez en China hacia el año 250 a.C.. y desde ese momento se ha expandido a casi todas las regiones del mundo con una gran aceptación de los consumidores.
Se considera que el té con mayor cantidad de principios activos altamente benéficos para la salud humana es el té verde.
El té verde no es fermentado, a diferencia del té negro. Las hojas se recogen frescas. Después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan. El té verde supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente.
Sus beneficios medicinales han sido descritos hace más de un milenio. El Kissa Yojoki, o Libro del Té, escrito por el prior ZenEisai en 1191, describe como la bebida de té verde da efecto positivo en los cinco órganos vitales, especialmente el corazón. El libro discute sobre las cualidades medicinales del té verde incluyendo el disipado de los efectos nocivos del alcohol, actuando como estimulante, curando enfermedades de piel, apagando la sed, eliminando indigestiones, curando beriberi, previniendo la fatiga, mejorando las funciones urinarias y del cerebro.

Debido a los polifenoles y las catequinas que contiene dicha planta serían los responsables de los efectos anticancerígenos. El té verde actúa como remedio natural contra el cáncer a través de diversos mecanismos, principalmente induce la muerte de las células cancerosas. Según ciertas investigaciones científicas se comprobó que la catequína presente en el té verde es la responsable de que se detengan los procesos vitales de las células cancerosas.
Otro aspecto del té verde en relación al cáncer o al desarrollo del mismo es que impide que el tumor crezca, esto se debería a la acción inhibitoria que tienen las catequinas sobre la nutrición de los tumores.
También inhibe la acción de enzimas que propagan el cáncer, ya que para que se produzca metástasis, las células cancerosas necesitan de ciertas enzimas que invadan otros tejidos. Según ciertos estudios se comprobó que las catequinas dificultan la acción de estas enzimas, evitando que el cáncer se propague.
Y por último posee un efecto antioxidante, los polifenoles y las catequinas inhiben la síntesis de nitrosaminas, sustancias que pueden provocar cáncer. Asimismo los componentes del té verde impiden la acción de los radicales libres, teniendo una acción antioxidante.
Todas estas propiedades convierten al té verde en un remedio natural y alternativo para prevenir y tratar el cáncer, además de poseer propiedades para adelgazar, entre otras tantas cualidades beneficiosas para la salud.

Anuncios

Deja tu comentario y procura que no moleste a nadie

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s